Iglesia de la Inmaculada Concepción

 

¡Bienvenido a nuestra Parroquia!

 

La Primera Iglesia Católica de
Fort Smith, Arkansas

 

 

 

 

 

Nuestra Misión

 

 

"Proclamar el mensaje del evangelio de Jesús por medio de la Palabra, los Sacramentos y el Trabajo: formando a nuestra comunidad en las tradiciones y las enseñanzas de nuestra fe Católica, preocupándonos el uno por el otro y por nuestra comunidad en general y acercando a otros a conocer a Jesús por medio de nuestro testimonio y ejemplo."

 

 
Plan Pastoral

 

Hace algunos años, empezamos a desarrollar un Plan Pastoral. Durante este proceso, realizamos reuniones grupales, reuniones con el Consejo Parroquial e hicimos encuestas en línea y en las bancas.
Nuestro plan es parte de un proceso más grande que desarrollaremos con la Diócesis. Al embarcarnos es este viaje al futuro como parroquia, los artículos en nuestro Plan Pastoral dirigirán como utilizamos los recursos económicos, de tiempo y talento.

 

Plan Pastoral Parroquial

 

 

 

Nuestra Historia

 

 

La fundación y el crecimiento inicial de nuestra Parroquia coincide con la salida de los Católicos de Irlanda entre 1840 y 1850. El primer irlandés católico en Fort Smith fue Michael Manning, quien vino a trabajar en la construcción del fuerte en 1840 desde Nuevo Orleans. La primera Misa registrada en Fort Smith se llevó acabo en su casa.

 

 

Conforme otros fueron llegando a Fort Smith, Manning donó el terreno de la primera Iglesia y atrajo la atención del Obispo de Little Rock, el Reverendo Andrew Byrne. La pequeña Iglesia San Patricio, hecho de troncos, fue terminada muy pronto en la esquina de los que hoy son las Calles 3era y Norte "D." El costo total de la estructura fue de $258.50. El cementerio Católico se encontraba inmediatamente al norte de la Iglesia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El primer pastor de la parroquia fue el Padre John Corry. El padre Peter W. Walsh fue el segundo pastor, seguidos por el padre John O'Reilly y el padre Philip Shanahan. El padre Lawrence Smyth, pastor de la parroquia de 1861 a 1907, asistido por su hermano Michael, manejaron el crecimiento dramático de la Parroquia alimentado por las olas de inmigrantes que huían de la hambruna en Irlanda en la década de 1840 que hicieron que la comunidad católica en Fort Smith continuara creciendo. Durante su oficina pastoral, la parroquia adquirió una propiedad de cerca de una milla cuadrada en el sitio del viejo Fuerte Belknap. La propiedad estaba rodeada por las avenidas Dodson, Greenwood y Towson. Había sitio para una escuela, un convento, una Iglesia, un cementerio y un hospital.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las Hermanas de la Misericordia tenían una relación muy cercana con la Parroquia. Ellas llegaron en 1853 y, a lo largo de los años, establecieron escuelas, atendieron a los heridos de la Guerra Civil, construyeron hospitales y atendieron las necesidades espirituales de la comunidad.

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Academia de Santa Anna y El Hospital St. Edward Mercy fueron testimonio de su espíritu y su valor. Cuando la pequeña iglesia de madera ya no era utilizable, la parroquia fue movida a los viejos cuartos de los oficiales hasta que una nueva iglesia fue construida en 1867. Este edificio estuvo en función hasta 1898 cuando fue demolido por un ciclón. En algún momento, entre el fin de la Guerra Civil y el inicio del siglo, la Parroquia cambió el nombre a "Inmaculada Concepción," pero nadie sabe exactamente cuando.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La nueva iglesia, que sigue en uso hasta hoy, fue completada en menos de 18 meses y dedicada el 1ero de Junio de 1899.

El arquitecto principal fue Adolphus Druiding de Chicago. Rudolph Metzger, un feligrés de la Inmaculada Concepción fue el contratista general y el trabajo de carpintería. Thomas Long fue el contratista encargado del trabajo de albañilería. Los vitrales fueron producidos por F.X. Zettler Royal Bavaria Art Institute en Munich, Alemania.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La comunidad parroquial renovó la iglesia extensivamente en 1965, cuando un feligrés notó un serio deterioro en la estructura.

Actualmente, la Iglesia de la Inmaculada Concepción es más que una herencia de clérigos valientes en el viejo oeste y una colección de estructuras impresionantes. Es una comunidad de fe de diferentes culturas unidas para el ministerio de las necesidades físicas y espirituales de la comunidad y de cada uno de sus miembros.

 

 

 

 

 

Campaña de Capital Restaurando a la Gloria

 

Hace dos años, nuestra parroquia inició la Campaña de Capital “Restaurando a la Gloria” en un esfuerzo por recaudar los fondos necesarios para satisfacer las necesidades de nuestra creciente comunidad y preservar nuestra herencia. La lista de proyectos de la Campaña de Capital incluye trabajos en la iglesia, la escuela, el convento de Santa Anna, la creación de un edificio juvenil, el gimnasio, mejorar el Sistema de seguridad en nuestras instalaciones y reparar los estacionamientos. El objetivo es recaudar $3,200, 000 para completar todos los proyectos.

 

Al día de hoy, hemos recaudado más de $3,100,000 en compromisos y hemos completado los siguientes proyectos: 1) Reemplazar el patio de juegos de preescolar, 2) Remodelar el Edificio Juvenil, 3) Reparar la entrada al laboratorio de computación, 4) Reparar las banquetas de la escuela, 5) Reparar las paredes retenedoras, 6) Reemplazar el techo de preescolar, 7) Reparar el estacionamiento de preescolar, 8) Renovar el convento de Santa Anna. 9) Reemplazar la cubierta de Plexiglás de los vitrales de la Iglesia.

 

Todo esto es posible porque, como dijo San Pablo, “La gracia de Dios no ha sido en vano en nosotros” que todo lo que hagamos sea para la gloria de Dios y la salvación de las almas.

 

Agradecemos mucho el apoyo de todos ustedes y les pedimos que continúen cumpliendo con sus compromisos de campaña para poder seguir renovando y mejorando nuestras instalaciones.

 

Si te gustaría contribuir a la Campaña de Capital, puedes utilizar el sobre que incluimos en el paquete mensual de sobres o llamar a Ana García al 479-785-7982.

 

¡Cada dólar cuenta!